Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Viajar con un preescolar

Conforme su hijo crezca y se vuelva más activo, será más complicado viajar con él. Se moverá constantemente en el asiento y podrá protestar y quejarse a voz en grito cuando usted insista en que se esté quieto. Por su propia seguridad, usted deberá mantenerse firme, pero, si le proporciona suficientes distracciones, probablemente el pequeño acabará superando la inquietud inicial. Los trucos concretos que conviene utilizar para viajar con niños de esta edad dependen del medio de transporte utilizado.

En auto. Incluso en los desplazamientos más cortos, su hijo debe ir sentado en un asiento de seguridad o en un asiento elevador. La mayoría de los choques de auto ocurren a menos de 5 millas de casa y a velocidades inferiores a las 25 millas por hora, así que no debe haber ninguna excepción. Si su hijo protesta, no ponga en marcha el auto sino hasta que esté, bien sujeto. Si, mientras conduce, se sale del asiento deténgase y vuelva a hacer lo mismo.

En avión. Cuando tenga que viajar en avión con un niño pequeño, informe siempre a la compañía aérea con antelación. Así, podrán sentarles juntos y es posible que la compañía le pueda ofrecer un menú especial para niños si usted lo solicita cuando haga las reservas. Una ventaja de viajar en avión es que el niño podrá estirar las piernas cuando se apague la indicación de "Abrocharse los cinturones".

Éste es el mejor antídoto contra la inquietud, ¡sobre todo si se encuentra a otro preescolar por el pasillo!

Para mantener al niño entretenido mientras está en su asiento, lleve consigo un surtido de libros o juguetes como el que llevaría si hicieran un viaje en auto. Así mismo, algunas compañías aéreas ofrecen a los niños materiales para realizar distintas actividades. Pídale información al auxiliar de vuelo.

Todos, los asientos fabricados a partir de 1985 están rotulados y certificados para uso en vehículos de motor y aviones. La FAA (Federal Aviation Administration) considera que la mayoría de los asientos de seguridad permiten evitar lesiones en caso de turbulencia, pero no son eficaces si el avión llega a estrellarse. Los asientos que se orientan en el sentido opuesto al de la marcha, son los únicos que dan buenos resultados en estos casos. Los asientos mixtos que se utilizan orientando al niño en el sentido de la marcha permiten que la cabeza se desplace demasiado hacia adelante. Por otra parte, el diseño de los asientos y los cinturones de los aviones no permite que los asientos de seguridad se instalen correctamente, sobre todo si se vuela en clase turista. Los asientos elevadores no deben utilizarse para viajar en avión, ya que el respaldo de los asientos suele doblarse hacia adelante debido al movimiento del pasajero que ocupa el asiento posterior. Estos problemas están siendo evaluados actualmente por la FAA, y probablemente se propondrán nuevas leyes y recomendaciones al respecto.

Trucos para mantener seguros a los niños en el avión

  • Asegúrese de que el asiento de seguridad de su hijo o hija está aprobado por la FAA. Compruebe que la etiqueta dice que es apto para uso en vehículos de motor y aviones.
  • Compruebe las medidas del asiento. Un asiento cuyo ancho no supere las 16 pulgadas se puede colocar en la mayoría de los asientos de avión. Sin embargo, ya que los asientos de los aviones tienen anchos variables, aún quitándole los apoyabrazos, un asiento de seguridad de más de 16 pulgadas de ancho difícilmente podrá instalarse correctamente en el asiento de un avión.
  • No olvide de informarse sobre la política que tiene la compañía aérea sobre cómo deben viajar los niños pequeños. Muchas compañías permiten que los niños de menos de dos años ocupen un asiento vacío sin pagar pasaje y otras ofrecen precios reducidos para estos casos. De todos modos, la única forma de asegurarse de que va a poder colocar el asiento de seguridad de su hijo en un asiento es adquirir un pasaje para él (sea rebajado o a precio completo).
  • Cuando adquiera el pasaje para su hijo o hija, reserve un asiento adyacente al suyo. El asiento de seguridad debe colocarse siempre junto a una ventana y lejos de las salidas de emergencia, para que, no pueda bloquear su acceso.
  • Si tiene que hacer escala y cambiar de avión, puede ser muy complicado transportar el equipaje, el asiento de seguridad del niño y al niño por el aeropuerto. Muchas compañías aéreas ofrecen a los padres personal de apoyo para que les ayuden en estos casos, siempre que soliciten la ayuda con suficiente antelación.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños