Signos

Volver a la sección Signos

Anuncios

Psicología de Aries

Cómo estudia Aries

Inteligentes, intuitivos y rápidos para captar nuevos con­tenidos, los arianos suelen confiar en sus propias cualidades aprendiendo lo que les gusta. No se detienen mucho tiempo en un tema, a no ser que les apasione. Inconstantes e impacientes, no tienen método para estudiar. Para ellos el orden y la meticulosidad no cuentan. Para los exámenes estudian a último momento.

Cómo finge Aries

La simulación es algo que se contradice con la naturale­za frontal y directa de este signo. Para los arianos la única forma de fingir es desapareciendo o cerrando la boca por completo ante una situación que requiera simular algo.

Cuando mienten se los descubre con más facilidad que a un niño. Del único modo que pueden llegar a fingir es exagerando sus propios méritos ya que mostrarse vulnerables, débiles o incapaces frente a algún desafío es una posibilidad ante la que tiemblan.

Cómo se enoja Aries

Los arianos son irritables y no saben contenerse. Son ca­paces de expresar a los gritos su enojo estén donde estén, sin importarles si una multitud se reúne a su alrededor para asistir al espectáculo de su furia; en especial cuando han si­do testigo de una injusticia. En general, Aries no puede di­simular ningún sentimiento, ya que su naturaleza clara y frontal se lo impide. Resulta prácticamente imposible que expresen su disconformidad de una manera diplomática si se consideran agraviados. Por otra parte, si bien es inútil en­comendarles la solución de un desacuerdo en términos sua­ves, son personas ideales para conducir movimientos de protesta en los que se encuentre involucrada más gente. Las influencias de Marte, el dios de la Guerra que es su regente, los hacen ser combativos.

Duración del enojo: solo un momento.

Cómo guarda secretos Aries

El ariano es noble e inocente por naturaleza. Detrás de to­do el ímpetu y la energía que siempre pone en juego, se escon­de un niño crédulo y servicial. Por este motivo, si nos decidi­mos a confiarle un secreto, con seguridad no lo revelará ya que esto iría en contra de sus férreos principios.

Podemos confiar plenamente en su silencio y en la reserva respecto de lo que le contemos, ya que un nativo de este sig­no no hará jamás un uso malintencionado de la información confidencial que le proporcionemos.

Sin embargo -y también como consecuencia de su inocen­cia- el ariano puede ser víctima de un engaño que saque a la luz nuestro secreto. En este caso, lo mejor será que Aries no descubra al autor del engaño ya que, si lo hace, su ira será devastadora, hasta al punto de agredir físicamente a quien sacó provecho de su nobleza.

Cómo son los miedos de Aries

Aries es el signo de la audacia, la valentía, la fuerza y la determinación. Por eso nada asusta tanto a los arianos y a las arianas como ser considerados seres débiles por quie­nes los rodean. Para disimular, cuando se sienten insegu­ros, se muestran muy autoritarios y no permiten que nadie cuestione sus decisiones.

Cuáles son los puntos débiles de Aries

Demasiado competitivos, los nativos de este signo sólo se estremecen ante los desafíos. No soportan estar bajo las ordenes de otros: son autoritarios, exigentes y, a veces, incluso vio­lentos. Invasores como ninguno, su impulsividad arremete contra cualquiera; no les importan los recursos que tengan que utilizar con tal de alcanzar su objetivo. Sin embargo su carác­ter franco hace que se les perdonen fácilmente las intrusiones.

  • Defectos: arranques de cólera, prepotencia.
  • Punto débil: competitividad.
  • Virtud que tiene que cultivar: la paciencia.
  • Consejo: Aries debe aprender a confiar en los demás y compartir decisiones.

Qué tan celoso es Aries

Es más autoritario que celoso, pretende que una mujer diga todo que sí, que lo considere su héroe y su Dios. Ingenuo entre los ingenuos, no sospechará de su pareja a menos que tenga pruebas contundentes frente a las narices.

Anuncios
Signos

Volver a la sección Signos