Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Protección del niño ante los peligros

La vida diaria está llena de peligros disfrazados para un niño: objetos puntiagudos, muebles inestables, bordes cortantes, grifos de agua caliente, ollas puestas sobre estufas encendidas, bañeras de agua caliente, piscinas y calles con mucho tráfico. Como adultos, hemos aprendido a movernos con tanta soltura en este "campo minado" que ya no percibimos unas tijeras y una estufa como amenazas potenciales. Ése es precisamente el problema. Para proteger a su hijo o hija de los peligros que va a encontrar tanto fuera como dentro de su casa, hay que ver el mundo tal y como lo ve el pequeño, teniendo en cuenta que todavía no sabe distinguir entre caliente y frío ni entre puntiagudo y romo.

Garantizar la integridad física y la salud de su hijo es la principal —e interminable— responsabilidad de un padre. Actualmente las lesiones no intencionales son la primera causa de muerte entre los niños de más de un año. Cada año, un millón de niños tienen que recibir atención médica por este motivo. Entre cuarenta y cincuenta mil sufren lesiones permanentes, y casi 7000 niños menores de 15 años fallecen por esta causa.

Como es de esperar, los choques de auto son responsables de un gran número de las lesiones y muertes que afectan a esta población. Pero muchos niños son víctimas de equipos diseñados específicamente para ellos. Hace poco, las caídas desde sillas para comer en un lapso de tan sólo 12 meses llevaron a 9000 niños al hospital. Cada año los juguetes infantiles ocasionan más de 165,000 lesiones lo suficientemente graves como para requerir tratamiento hospitalario de emergencia. Y hasta las cunas provocan más de 50 muertes anuales.

Estas estadísticas son sombrías, pero se pueden prevenir. En el pasado, las lesiones se conocían como "accidentes", porque parecían ser imprevistas e inevitables. Actualmente, sabemos que las lesiones no se producen al azar, sino que siguen patrones distintivos. Al conocer y entender estos patrones, los padres pueden tomar precauciones para prevenir todas estas lesiones, o al menos gran parte de las mismas.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños