Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Preparar a su hijo para usar el inodoro

A medida que su hijo o hija se acerca a los dos años de edad, usted se empezará a plantear la cuestión de enseñarle a usar el inodoro. Quizás sea a instancia de los abuelos o quizás piensa llevar a su hijo a un jardín infantil o a una guardería donde le exigen que ya no lleve pañales. Sin embargo, antes de iniciar su campaña, tenga en cuenta que los niños suelen aprender a usar el inodoro más fácil y rápidamente cuando son un poco mayores. Sí, se les puede enseñar antes, pero no es necesariamente lo mejor. De hecho, puede ejercer una presión innecesaria sobre un niño que quizás todavía no ha adquirido ni el control de los esfínteres ni las habilidades motoras necesarias para quitarse la ropa eficaz y rápidamente antes de usar el inodoro.

Muchos niños están preparados para aprender a usar el inodoro en cuanto cumplen dos años (los niños a menudo un poco más tarde que las niñas), pero es posible que su hijo esté listo antes. En tal caso, usted lo sabrá por las siguientes señales:

  1. Sus deposiciones siguen un horario relativamente regular.
  2. Sus pañales no siempre están mojados, lo que sugiere que su vejiga puede almacenar bastante orina.
  3. Entiende y sigue las instrucciones.
  4. Muestra interés por imitar a otros miembros de la familia cuando utilizan el inodoro.
  5. A través de palabras, expresiones faciales o un cambio de actividad, demuestra que sabe cuándo tiene la vejiga llena o cuándo tiene ganas de evacuar.

Incluso en el caso de que su hijo todavía no esté listo, puede empezar a familiarizarlo con el proceso enseñándole la sillita-orinal y explicándole de una forma muy simple cómo funciona. Cuanto más familiarizado esté con el proceso, se sentirá menos confuso y temeroso cuando empiece el entrenamiento propiamente dicho.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños