Recetas

Volver a la sección Recetas

Anuncios

Pasta fresca al huevo

Pasar por un cedazo la harina. Luego, hacer un hueco en el centro. Colocar allí los huevos, la sal y el aceite e ir tomando la mezcla hasta obtener una masa bien consistente pero maleable.

Trabajar hasta que se note lisa y formar un bollo. Este bollo debe tener una textura sedosa y elástica, lo cual se logra amasándolo o con una máquina.

Cubrir entonces la masa con un lienzo y dejarla reposar por lo menos durante 1 hora.

Luego, dividir la masa en porciones para poder estirarla con la ayuda de un palote, sobre una mesada ligeramente enharinada. La misma debe quedar casi transparente.

Una vez que la masa esté estirada, dejar orear de 10' a 15' antes de proceder al corte.

CORTE

Para cortar fideos a mano (en este caso tallarines), se debe extender la masa, espolvorearla con harina y doblar los bordes hacia el centro hasta que se junten. También pueden hacerse 2 o 3 dobleces de cada lado llevándolos después hacia el centro.

Con un cuchillo cortar tiras regulares del ancho que se desee, sin presionar. Cuando se haya cortado toda la masa, deslizar el cuchillo por debajo de la misma en el punto en que se encuentran los rollos. Levantar y girar.

Desenrollar los tallarines e ir colocándolos en la mesa para espolvorearlos con harina. Dejar secar.

COCCIÓN

Otro paso importante es la cocción de los fideos. La cantidad de agua que se calcula es de 1/2 litro por 100 g de fideos. Así, para cocinar 1/2 kg se necesitarán entonces 2 1/2 l de agua.

El recipiente debe ser amplio y la sal debe agregarse antes de llevar la olla al fuego para evitar olvidos. Por lo general se incorporan 10 g por litro de agua, aunque ésto varía según el gusto del cocinero.

Luego, se añade al agua 1 cda de aceite para que no se peguen los fideos y se deja hervir.

Después de echar la pasta al agua y de que ésta vuelva a hervir, es necesario disminuir la intensidad del fuego. El tiempo exacto de cocción de la pasta no se puede determinar, pues depende del tipo de pasta, por lo cual se recomienda estar atento, removiendo con un tenedor o cuchara de madera, hasta que lleguen a su punto "al dente".

CONSEJO

Se recomienda tener listo el colador con anterioridad, para evitar así perder tiempo y que se pasen los fideos.

A continuación presentamos una base de masa para 750 g de fideos.

  • 500 g de harina de buena calidad;
  • 6 huevos;
  • 3 cdas de aceite de oliva, preferentemente;
  • 1/2 cdta de sal.

Color y sabor para las pastas

También se les puede dar color y sabor a las pastas. A continuación presentamos algunas formas de lograrlo.

AMARILLA

Mezclar con la harina azafrán en polvo y revolver bien para uniformar el color.

ANARANJADA

Hervir 2 tomates en agua y sal, pelarlos, quitarles las semillas y pasarlos por licuadora o procesadora. Incorporar a la masa base.

ROSADA

Hervir en agua salada una remolacha mediana con cascara. Pelarla y reducirla a puré pasándola por licuadora o procesadora. Luego, incorporar a la masa base.

VERDE

Blanquear durante 2', 250 g de hojas de espinacas seleccionadas. Enjuagar con agua fría, escurrir bien y pasarlas por licuadora o procesadora. Unir a la masa base e ir agregando la harina necesaria para que ésta resulte con la consistencia necesaria.

VERDE JASPEADA

Tomar una tacita de hojas de hierba combinadas, por ejemplo: perejil, estragón, tomillo y albahaca. Lavarlas y secarlas bien. Picar todo bien fino con cuchillo, mezclar e incorporar a la masa base.

Estas recetas otorgan colores naturales. También se pueden teñir las pastas con colorantes vegetales, incorporando solo unas gotitas a la masa base.

Anuncios
Recetas

Volver a la sección Recetas