Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Niños de tres a cinco años que mojan la cama

Cuando están aprendiendo a usar el inodoro, todos los niños mojan la cama de vez en cuando. Incluso si su hijo lleve a varios días seguidos sin orinarse por la noche, es posible que vuelva a las andadas, quizás como reacción ante el estrés o algún cambio que haya tenido lugar en su vida. Cuando esto ocurra, no haga de ello una montaña. Simplemente, vuelva a ponerle por un tiempo los pantaloncitos de entreramiento por las noches. En cuanto disminuya el estrés, es posible que deje de mojar la cama. De todos modos, si sigue haciéndolo, coménteselo al pediatra.

La mayoría de los niños que mojan la cama de forma recurrente, nunca han sido consistentes en mantenerse secos. Algunos de ellos tienen la vejiga demasiado pequeña, incluso con cuatro o cinco años de edad, por lo que no pueden estarse una noche entera sin orinar. En otros casos, el problema obedece a que el niño necesita más tiempo para aprender a controlar la vejiga.

Si su hijo o hija se orina en la cama consistentemente, lo más probable es que el problema vaya desapareciendo a medida que madure. A esta edad, no es conveniente darle ningún medicamento ni tampoco castigarlo o ridiculizarlo. El pequeño no moja la cama a propósito. Limitar la cantidad de líquido ingerido o despertarlo para que vaya al inodoro probablemente tampoco ayudará demasiado, pero transmitirle el mensaje de que estos "percances" no tienen importancia, probablemente le ayudará a sentirse menos avergonzado. Así mismo, asegúrese de que entiende que el hecho de mojar la cama no es culpa suya y que probablemente dejará de hacerlo en cuanto crezca un poco más. Si en su casa hay una larga historia familiar de este tipo de episodios, hágaselo saber al pequeño para que no se sienta tan culpable.

Si su hijo sigue mojando la cama después de cumplir cinco años, es posible que su pediatra le recomiende algún tipo de tratamiento.

Si un niño que ya llevaba seis meses o incluso más tiempo yendo al inodoro sin problemas, empieza a orinarse en la cama, es posible que haya una causa física o emocional subyacente. Si tiene estos percances tanto por el día como por la noche, se le escapan gotas de orina constantemente o se queja de dolor o escozor al orinar, es posible que tenga alguna infección en el aparato urinario o algún otro problema médico. En cualquier caso, llévelo al pediatra lo antes posible.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños