Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Niño con Tiña (ringworm)

Si su hijo tiene una placa redondeada escamosa en el pecho o en un lado de la cabeza, donde parece estar perdiendo pelo, es posible que haya contraído una infección contagiosa denominada tina. En inglés se la conoce como "ringworm".

Este trastorno está provocado por un hongo. La infección suele cursar con la aparición de placas escamosas de forma oval o redondeada que, conforme van creciendo, van perdiendo las escamas en la parte central mientras prevalecen en los bordes.

Cuando afecta al cuero cabelludo, casi siempre se contagia de una persona a otra, pero si a un niño le aparece en alguna otra parte del cuerpo, lo más probable es que se la haya contagiado un perro o un gato.

El primer síntoma de la infección cuando afecta a una parte del cuerpo distinta de la cabeza es la aparición de placas de piel escamosas y muy rojas. Es posible que no adquieran un aspecto circular hasta que midan media pulgada de diámetro y suelen dejar de crecer cuando miden una pulgada. Su hijo puede presentar sólo una placa escamosa o un conjunto de ellas en un lado del cuerpo, pero probablemente no tendrá más de veinte y sólo le producirán leves molestias y picor.

Cuando afecta a la cabeza, la tiña empieza del mismo modo que en le resto del cuerpo, pero, conforme va creciendo, el niño puede ir perdiendo pelo en el aérea afectada. Algunos tipos de tina dejan marcas muy difuminadas, por lo que se confunden fácilmente con caspa o la costra láctea. De todos modos, la costra láctea solamente aparece en los lactantes y la caspa rara vez aparece antes de la adolescencia, por lo que, si su hijo tiene continuamente escamas en la cabeza y ya ha cumplido un año, lo más probable es que tenga la tiña, por lo que debe comentárselo al pediatra.

Tratamiento

Si la tiña afecta sólo a un área corporal, puede tratarse con pomadas que se venden sin receta médica para esta afección, y recomendadas por su pediatra. Los productos utilizados más a menudo son el tolnaftato, el miconazol y el clotrimazol. Se aplica una pequeña cantidad de pomada sobre el área afectada dos o tres veces al día durante por lo menos una semana, cuando debe apreciarse cierta mejoría. Si hay varias áreas afectadas o si la irritación parece empeorar con el tratamiento, coménteselo al pediatra. Probablemente le mandará un tratamiento más fuerte y, si se trata de un caso de tiña severa, le recetará un fungicida oral. Deberá tomar la medicación durante varias semanas para aclarar la infección.

Si el área afectada es la cabeza, es posible que el pediatra le recomiende utilizar un champú especial para lavarle el pelo a su hijo. Si hay alguna posibilidad de que otros miembros de la familia hayan contraído la misma infección, deben lavarse el pelo con el mismo champú e ir al médico para les haga un diagnóstico.

Prevención

Puede evitar esta infección aprendiendo a identificar y a evitar a los animales domésticos portadores de la misma. Busque en sus gatos y perros áreas escamosas, sin pelo o que parezcan picarles y llévelos al veterinario para que puedan recibir el tratamiento adecuado. Cualquier miembro de la familia que presente síntomas de tiña debe recibir tratamiento.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños