Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Niño con Sinusitis

La sinusitis es la inflamación de uno o más de los senos nasales, esto es, las cavidades óseas que hay alrededor de la nariz. Suele ocurrir a raíz de una infección viral que afecta a las vías respiratorias altas o de una reacción alérgica en niños de más de dos años de edad. La condición causa inflamación del tejido que recubre la nariz y los senos nasales. La inflamación obstruye el conducto que normalmente permite que los senos drenen hacia la parte posterior de la nariz, por lo que se llenan de fluido. Aunque sonarse y absorber la mucosidad son respuestas naturales ante la obstrucción, pueden empeorar las cosas, ya que pueden facilitar que las bacterias de la parte posterior de la nariz asciendan hasta los senos nasales. Puesto que, al estar obstruidos, los senos no podrán drenar, las bacterias proliferarán en su interior, provocando una infección.

Hay varios síntomas de sinusitis, que indican la necesidad de llamar al pediatra:

  • Persistencia de los síntomas de un resfriado o de una infección de las vías respiratorias altas, incluyendo tos y mucha descarga nasal, durante más de diez días, sin ninguna mejoría. La mucosidad puede ser densa y amarilla o bien líquida y blanquecina, y la tos suele estar presente de día y de noche. A veces, los niños que tienen sinusitis se levantan por la mañana con el área que rodea los ojos inflamada. Así mismo, es posible que un preescolar que tenga sinusitis tenga mal aliento y síntomas de resfriado persistentes. (Sin embargo, el hecho de que un niño tenga mal aliento también puede deberse a que se ha metido algo en la nariz, tiene malestar en la garganta o, simplemente, ¡no se ha lavado los dientes!).
  • El niño tiene un resfriado muy fuerte acompañado de fiebre alta y mucosidad densa y amarillenta. Es posible que se levante por las mañanas con los ojos hinchados y que tenga un fuerte dolor de cabeza (si es lo bastante mayor, dirá que lo siente sobre o detrás de los ojos).

En casos muy raros una infección de senos nasales se puede extender a los ojos o, incluso, al sistema nervioso central (el cerebro). El niño tendrá los ojos hinchados durante todo el día, no solo en la mañana. En estos casos, se debe llamar al pediatra de inmediato. Si su hijo tiene un dolor de cabeza muy fuerte, fotofobia (sensibilidad extrema a la luz) o cada vez está más irritable, es posible que la infección haya afectado al sistema nervioso central. Esto se trata de un trastorno serio que requiere atención médica inmediata.

Tratamiento

Si el pediatra sospecha que su hijo tiene sinusitis, le recetará un antibiótico que por lo general se debe tomar durante un lapso de catorce a veintiún días. En cuanto el niño empiece a medicarse, los síntomas deben empezar a remitir bastante deprisa. En la mayoría de los casos la mucosidad se vuelve más líquida y la tos va mejorando a lo largo de una semana o dos. Pero, aunque el niño parezca haber mejorado, deberá seguir tomando los antibióticos durante el tiempo indicado por el médico.

Por otro lado, si su hijo no presenta ninguna mejoría al cabo de dos a tres días de medicación, es posible que el pediatra le haga algunas pruebas complementarias. Dependiendo de los resultados, es posible que decida cambiarle la medicación o bien añadirle otro fármaco para que lo tome durante más tiempo.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños