Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Niño con Glaucoma

El glaucoma es un trastorno ocular grave provocado por el aumento de la presión intraocular. Puede deberse bien a un exceso de producción del fluido contenido en el interior del globo ocular, o bien a un defecto en el drenaje. Si la presión intraocular permanece muy alta durante demasiado tiempo, puede lesionar el nervio óptico, provocando pérdida de visión.

Aunque un niño puede nacer con glaucoma, es algo bastante raro; lo más común es que lo desarrolle más adelante. Cuanto antes se diagnostique y se trate, hay más probabilidad de evitar pérdidas de visión permanente. Si detecta en su hijo alguno de los siguientes síntomas, llame al pediatra cuanto antes.

  • Lagrimeo excesivo.
  • Sensibilidad extrema a la luz (El niño se tapará los ojos con una manta o hundirá la cabeza en la almohada para protegerse de la luz).
  • Intenso parpadeo (apretar mucho los ojos al cerrarlos).
  • Ojos muy turbios o aparentemente saltones.
  • Mayor irritabilidad.

El glaucoma debe tratarse quirúrgicamente a fin de abrir una vía alterna que permita que el fluido del ojo vaya saliendo. A todo niño que sufra de este trastorno se le debe controlar muy de cerca la presión intraocular durante toda la vida para evitar que la córnea y el nervio óptico sufran lesiones.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños