Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Movimiento del niño en el segundo año

Si su hijo o hija no empezó a caminar antes de cumplir un año, deberá hacerlo durante los próximos seis meses. De hecho, perfeccionar esta habilidad será uno de los logros más importantes de este segundo año. Aunque su hijo ya camine, es posible que necesite uno o dos meses más para que sea capaz de incorporarse y andar con soltura y sin apoyo alguno. De todos modos, no espere que se ponga de pie como lo haría usted. Su técnica particular podría ser colocar primero las palmas de las manos en el suelo, estirar los brazos, y elevar las nalgas en lo que endereza las piernas empujando contra el suelo. Por último, estirará las piernas y se colocará de pie enderezando el tronco.

Al principio su hijo sólo dará varios pasos inseguros, lo que dista bastante de la forma de andar madura. Separará mucho las piernas, apuntando con los pies hacia afuera e irá dando tumbos a ambos lados mientras avanza. Por muy lento y difícil que pueda parecer el proceso al principio, su hijo enseguida cogerá velocidad. De hecho, no le extrañe que usted tenga que correr para seguirle el paso.

Una parte inevitable del proceso de aprender a andar es, lógicamente, caerse. Sobre todo, el desplazarse sobre superficies irregulares será todo un reto a esta edad. Al principio, su hijo tropezará con los obstáculos más insignificantes, como una pequeña arruga en la alfombra o una ligera inclinación a la entrada de una habitación. Tendrán que pasar meses para que su hijo pueda subir y bajar escaleras o cambiar de dirección sin caerse.

Así mismo, no espere que su hijo utilice las manos al andar desde el primer momento. Aunque los brazos le servirán para mantener el equilibrio (doblados a la altura de los hombros, como a la "defensiva"), al principio no podrá utilizar las manos para coger o transportar cosas mientras camina. Pero, cuando lleve andando dos o tres meses, ya tendrá todo el proceso bajo control: no sólo podrá detenerse para coger un juguete y trasportarlo de un lugar a otro, sino que será capaz de empujar o halar un cochecito de juguete, andar de lado o hacia atrás e, incluso, tirar una pelota mientras anda.

Pasados seis meses desde que su hijo dé sus primeros pasos, su forma de andar será mucho más madura. Juntará más los pies y dará los pasos con mayor soltura. Con su ayuda, hasta es posible que sepa subir y bajar escaleras. Sin embargo, cuando lo intente él sólo, subirá gateando sobre manos y rodillas y bajará un escalón a la vez apoyándose en el estómago. Pronto empezará a dar sus primeras carreras cortas, aunque probablemente no correrá bien sino hasta el tercer año. Cuando cumpla dos años, su hijo se moverá con gran eficacia. ¡Y pensar que hace un año apenas podía dar un paso!

Hitos relacionados con el movimiento hacia el final de este período

  • Camina solo.
  • Arrastra juguetes detrás de él mientras camina.
  • Lleva un juguete grande o varios juguetes pequeños mientras camina.
  • Empieza a correr.
  • Se pone de puntillas.
  • Patea una pelota.
  • Se sube y baja de los muebles sin ayuda.
  • Sube y baja escaleras apoyándose en la barandilla.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños