Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Movimiento del niño de los dos a los tres años

A esta edad le parecerá que su hijo se la pasa corriendo, saltando y escalando. Su margen de atención, que nunca ha sido muy largo, ahora será todavía más corto. Intente empezar un juego con su hijo, e inmediatamente cambiará a otro distinto. Oriéntelo en una dirección, e inmediatamente girará hacia otra. Desde luego, el "exceso" de energía que tendrá su hijo a lo largo del tercer año de vida le obligará a usted a estar en constante trajín. Pero, consuélese: esta actividad exacerbada le permitirá a su hijo fortalecer los músculos y mejorar la coordinación.

Durante los próximos meses, su hijo empezará a correr con mayor suavidad y coordinación. También aprenderá a patear y a dirigir el movimiento de un balón, a subir y bajar escaleras por su cuenta agarrándose a la barandilla, y a sentarse sin problemas en sillas de tamaño infantil. Con un poco de ayuda, hasta es posible que pueda pararse en un solo pie.

Si observa como camina su hijo, verá que ya ha abandonado el andar patoso, con las piernas abiertas y los pies aparentemente planos, substituyéndolo por un paso similar al del adulto, apoyándose primero en el talón y luego en las puntas de los pies. Todos estos avances le permitirán dominar su cuerpo y sus desplazamientos, pudiendo andar hacia atrás y girar en esquinas que no sean demasiado cerradas. También podrá hacer otras cosas mientras se desplaza, como utilizar las manos, hablar y mirar a su alrededor.

No se preocupe por buscarle a su hijo actividades que le ayuden a desarrollar sus habilidades motoras. Probablemente lo hará por su cuenta. Cuando usted se quiera unir a la diversión, tenga en cuenta que a los niños de esta edad les encanta que los lleven sobre los hombros, revolcarse sobre colchonetas, deslizarse por toboganes poco pendientes y montarse con ayuda en balancines. Cuanto más ejercicio hagan, mejor.

Si es posible, reserve un rato al día para que su hijo salga a jugar, correr, y explorar. Así evitará muchos desastres dentro de casa, ¡y también muchos ataques de nervios! Además es más seguro que un niño de esta edad corra al aire libre que golpearse contra las paredes y los muebles de la casa. Llévelo a jugar en el jardín, al parque, o cualquier otro lugar que resulte accesible y seguro para él. Pero no olvide que, puesto que el autocontrol y el sentido común de su hijo todavía están mucho menos desarrollados que sus habilidades motoras, usted debe estar pendiente de él y considerar su seguridad y la prevención de posibles lesiones como prioridades absolutas.

Hitos relacionados con el movimiento hacia el final de este período:

  • Aprende a treparse.
  • Sube y baja escaleras, alternando los pies.
  • Patea una pelota.
  • Corre bien.
  • Pedalea en triciclo.
  • Se puede agachar sin caerse.

Hitos relacionados con la manipulación hacia el final de este período:

  • Hace rayas verticales, horizontales y circulares utilizando un lápiz o creyón.
  • Pasa las hojas de un libro de una en una.
  • Construye torres de más de seis bloques.
  • Coge un lápiz utilizando el agarre que se usa para escribir.
  • Enrosca y desenrosca tapas de frascos, tornillos y tuercas.
  • Gira manijas que rotan.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños