Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Movimiento del bebé en el primer mes

Durante la primera y segunda semana, los movimientos de su hijo serán inconexos y espasmódicos. Le pueden temblar las manos y la barbilla. Se sobresaltará fácilmente cuando le muevan con brusquedad y ante ruidos fuertes, y es posible que el sobresalto le lleve al llanto. Cuando un bebé se mueve agitada y espasmódicamente, la mejor forma de contenerlo es cogerlo en brazos y apretarlo contra el pecho o bien envolverlo en una manta. Pero cuando se acerque el final del primer mes, a medida que su sistema nervioso vaya madurando y su control muscular mejore, estos estremecimientos y temblores irán dando paso a unos movimientos de brazos y piernas mucho más suaves y sincronizados, parecidos a los movimientos que se hacen al montar en bicicleta. Póngalo sobre su estómago y verá como hace movimientos de gateo con la piernas y puede incluso empujarse con los brazos.

Los músculos del cuello del bebé también se desarrollarán rápidamente, permitiéndole controlar mucho mejor los movimientos de la cabeza cuando se acerque el final del primer mes. Estirado boca abajo, podrá levantar ligeramente la cabeza y girarla a un lado y a otro. Sin embargo, no podrá aguantar la cabeza en el aire sino hasta que tenga unos 3 meses, por lo que usted deberá sostenérsela cada vez que lo cargue.

Las manos de su hijo, una fuente de fascinación durante la mayor parte de su primer año de vida, captarán su atención durante estas semanas. Los movimientos de sus dedos serán todavía limitados: la mayor parte del tiempo tendrá los puños cerrados y apretados. De todos modos, podrá doblar los brazos y llevarse las manos a la boca o colocarlas dentro de su campo de visión. Aunque no podrá controlar los movimientos de sus manos con precisión, las observará de cerca mientras estén en su campo de visión.

Hitos relacionados con el movimiento hacia el final de este período

  • Movimientos inconexos y temblorosos de piernas y brazos.
  • Se lleva las manos a la boca y las coloca dentro de su campo de visión.
  • Mueve la cabeza de un lado a otro mientras está estirado boca abajo.
  • La cabeza se le cae hacia atrás si no se le sujeta.
  • Mantiene los puños cerrados y apretados.
  • Movimientos reflejos muy marcados.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños