Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Los hermanos del bebé durante los cuatro a los siete meses del nacimiento

Si su hijo tiene un hermano o hermana mayor, es posible que en esta etapa empiece a percibir señales cada vez más claras de rivalidad. Antes, su hijo era más dependiente, dormía muchas horas y no requería constantemente su atención.

Pero ahora que se ha vuelto más exigente, deberá racionar su tiempo y energía para que pueda atender a cada niño individualmente, así como o toda la familia junta. Esto es más importante —y mucho más difícil— si usted regresa a trabajar.

Una forma de dedicarle una atención extra a su hijo mayor es encargarle tareas especiales "de hermano mayor", en las que no pueda participar el bebé. Así podrá pasar tiempo a solas con aquél y, al mismo tiempo, adelantar las tareas domésticas. No se olvide de demostrarle a su hijo mayor lo mucho que valora su ayuda.

También deberá fomentar la relación entre ambos hermanos incluyendo al mayor en actividades con el bebé. Por ejemplo, el bebé puede disfrutar al escucharlos leer juntos un cuento o cantar una canción. También puede pedirle al hermano mayor que colabore en algunas tareas relacionadas con el cuidado del bebé, por ejemplo, a la hora del baño o cuando le cambie los pañales. Pero, a no ser que su hijo mayor tenga por lo menos diez años, no lo deje a solas con el bebé, incluso aunque él insista en que quiere ayudar. Un niño pequeño puede dejar caer a un infante o hacerle daño sin darse cuenta.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños