Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Los hermanitos del bebé y el primer mes

Ante el entusiasmo que se respira en casa por la llegada del nuevo bebé, los hermanos suelen sentirse relegados. También pueden estar molestos por la hospitalización de mamá, sobre todo si se trataba de su primera separación prolongada. Incluso cuando la madre esté ya en casa, es posible que les cueste entender por qué está tan cansada y no puede jugar con ellos como solía hacerlo antes de la llegada del bebé. Si a esto le sumamos las atenciones que la madre va a empezar a prodigar al recién llegado —¡atenciones que hace dos semanas sólo recibía el hermano o hermanos mayores!— es lógico que éstos tenga celos y sientan que se les ha dejado de lado. Depende de ambos padres encontrar formas de transmitir a los hermanos que se les quiere y se les valora igual que antes y ayudarles a llevarse bien con su nuevo "competidor".

He aquí algunas sugerencias para tranquilizar a los hermanos mayores y hacerles sentir partícipes en el cuidado del bebé durante el primer mes.

  1. Si está permitido, deje que los hermanos vayan al hospital a visitar a su madre y al nuevo bebé.
  2. Cuando la madre vuelva a casa, haga un regalo especial a cada uno de los hermanos, para celebrar el acontecimiento.
  3. Resérvese diariamente un período de tiempo especial para estar a solas con cada uno de sus hijos. Asegúrese de que tanto usted como su pareja pasa un rato con cada uno de ellos, individualmente y juntos.
  4. Cuando esté sacando fotos al bebé, tómeles alguna foto a los niños mayores, con y sin el bebé.
  5. Pídale a los abuelos o a otro pariente cercano que lleve a los otros niños a algún sitio especial: al zoológico, al cine o a merendar. Esta atención especial puede ser de gran ayuda en los momentos en que se sientan abandonados.
  6. Sobre todo durante el primer mes, cuando es preciso alimentar frecuentemente al bebé, los hermanos mayores pueden ponerse muy celosos por la intimidad que usted tiene con el recién nacido mientras le da de comer. Demuéstreles que puede compartir esa intimidad convirtiendo las tomas en momentos para contar cuentos. Leer relatos que traten específicamente sobre el tema de los celos anima a los niños pequeños a ventilar sus sentimientos y les ayuda a aceptar más al recién llegado.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños