Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Lesiones en las puntas de los dedos del niño

Los niños se lastiman los dedos con frecuencia, generalmente debido a que se los pillan con puertas. A menudo, son los mismos padres los que cierran las puertas, sin darse cuenta de que los dedos del niño corren peligro. El niño, o bien no percibe el peligro potencial, o bien no consigue mover la mano a tiempo para evitar el daño. Los niños también se hacen daño al jugar con martillos u otros objetos pesados.

Debido a que los dedos son tan sensibles en cuanto su hijo se haga daño se lo hará saber de inmediato. A menudo, el área afectada se hinchará y se pondrá morada, y puede estar cortado o sangrar un poco. La piel, el tejido debajo de la piel y la base de la uña —así como el hueso subyacente y la zona de crecimiento óseo— pueden verse afectados. Si hay sangre debajo de la uña, ésta se pondrá negra o negra-azulada y la presión del hematoma le provocará dolor.

Tratamiento en casa

Si la punta del dedo está sangrando, lávela con agua y jabón y cúbrala con una venda suave y estéril. Una bolsa de hielo o sumergir el dedo en agua fría puede mitigar el dolor y reducir la inflamación.

Si la hinchazón es leve y su hijo se siente bien, puede dejar que el dedo se cure solo. Pero esté pendiente de si hay aumento de dolor, inflamación, enrojecimiento o supuración, o si el niño tiene fiebre entre veinticuatro y setenta y dos horas de haberse lesionado. Éstos pueden ser síntomas de una infección, por lo que debe informar al pediatra.

Si el dedo se hincha mucho, tiene una herida profunda, tiene sangre debajo de la uña o parece estar roto, llame al médico inmediatamente. Y no intente nunca enderezar un dedo roto.

Tratamiento profesional

Si su médico sospecha que hay una fractura, le ordenará una radiografía. Si confirma la fractura o se ve afectada la base de la uña —en la zona de crecimiento de la misma— es posible que sea preciso consultar a un ortopeda. Un dedo roto puede enderezarse utilizando anestesia local. Si la base de la uña se ha visto afectada, se debe intervenir quirúrgicamente para prevenir deformaciones al crecer. Si hay mucha sangre debajo de la uña, es posible que el pediatra la drene haciendo un pequeño orificio en la uña, para aliviar el dolor.

Aunque es posible que un corte profundo requiera puntos, a menudo basta con colocar varias tiras estériles adhesivas sobre la herida. Cuando hay una fractura debajo de un corte, se considera una fractura "abierta", y existe la posibilidad de que se infecte el hueso. En tal caso, el médico recetará antibióticos. Dependiendo de la edad del niño y de su estatus de vacunación, es posible que el médico ordene un refuerzo de tétanos.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños