Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

La visita al pediatra del niño de los dos a los tres años

A partir de los 24 meses, su hijo debe ir al pediatra una vez al año para un chequeo general. Aparte de los exámenes que le realizaron en las primeras visitas, pueden ser necesarias las siguientes pruebas:

  • Un análisis de sangre: para comprobar el nivel de plomo en sangre.
  • Un análisis de orina: para determinar si tiene alguna infección o alguna enfermedad renal o metabólica. Si los resultados son normales, estos análisis probablemente no se repetirán en ulteriores visitas, a no ser que el niño tenga síntomas de una infección en el aparato urinario o de algún otro problema asociado. Sin embargo, algunos pediatras prefieren analizar el nivel de azúcar y de proteínas que hay en la orina en cada chequeo regular.
  • La prueba cutánea de la tuberculina: se puede aplicar anualmente, dependiendo del riesgo de contagio y de lo que recomienden las autoridades sanitarias.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños