Signos

Volver a la sección Signos

Anuncios

La vida sentimental de Capricornio

Cómo seducen las mujeres de Capricornio

Tradicionales, ambiciosas y perseverantes, las capricornianas seducen a los hombres serios, quienes valoran su capaci­dad organizativa, empresarial y su habilidad para los núme­ros. Cuando se sienten seguras del hombre que está a su la­do, no dudan en demostrar la pasión que les despierta, haciendo alarde de su voluptuosidad escondida. Tendrán que evitar la terquedad y el mal genio, al que son proclives.

Cómo conquistan los hombres de Capricornio

Para seducir, los capricornianos tienen en cuenta todos los detalles. Planifican cada paso que dan y avanzan lentos pero seguros. No les interesa la conquista por la conquista. A veces, incluso, seducen a una mujer para lograr beneficios profesionales o sociales. Escuchan más a su cabeza que a su corazón.

Técnicas de seducción de Capricornio:

  • Acepte que su carrera profesional se antepone a todo.
  • Sepa esperar. Conquistarlo puede requerir más tiempo del que imaginaba.
  • Aprenda a darle masajes sensuales.
  • Recuerde que las apariencias son todo para él.
  • No espere grandes despliegues de pasión.
  • Nunca rompa una promesa hecha.
  • No critique a su familia, su posición política o el modo en que hace el amor.

El galán de Capricornio:

Serio y responsable. Este galán adopta habitualmente la postura del típico "chico bueno", con un sonrisa franca.

Cómo se enamora Capricornio

Las personas de Capricornio tienen sentimientos fuer­tes y profundos, pero los interiorizan y los mantienen bajo control. Pueden parecer fríos aunque son más bien recelo­sos. No se enamoran de cualquiera ni a menudo pero cuan­do se entregan es para comprometerse, y no lo hacen a la ligera. Ciertamente, les cuesta expresar sus sentimientos de manera espontánea, guardan sus emociones inhibiendo la pasión que bulle dentro de ellos, pero una vez que ven­cen los temores y ganan confianza pueden llegar a sor­prender.

Cómo declara su amor Capricornio

Los capricornianos se toman su tiempo para todo y pien­san dos veces antes de pronunciar una palabra. Las promesas de amor no son su fuerte. Pasará muchísimo tiem­po antes de que estén seguros de la persona que les interesa y de sus sentimientos y, tal vez, entonces, puedan verbalizar su amor. De todos modos cuando lo expresen, serán objeti­vos, directos y muy poco románticos.

Cómo besa Capricornio

El autocontrol es una característica de este signo que también se impone a la hora de besar. Temen que un sólo be­so pueda despertar el volcán de su pasión escondida, que se descubra su naturaleza terrenal y deseante. Por eso suelen disimular y controlar sus impulsos. Pero cuando finalmente se deciden pueden resultar realmente sorprendentes. Los varones tienen reservas inimaginables, en duración, en en­tusiasmo y en apasionamiento. Ellas siempre tienen los pies sobre la tierra intentando guardar las apariencias, aunque no siempre lo consiguen.

Cómo hace el amor Capricornio

Aplica al sexo la misma tenacidad que al resto de los asun­tos cotidianos y dispone de una considerable carga de energía para satisfacer a su compañero. Aunque es apasionado, no le gusta sentir que las pasiones lo desbordan, sino ejercer el con­trol sobre ellas. Esto lo impulsa a ser siempre el que toma la iniciativa para tener la garantía de que las cosas se harán a su manera. Como en todos los aspectos de su vida, también en el terreno sexual tiene ideas claras y sabe lo que no quiere, por eso impone a sus amantes ciertos límites que no pueden tras­pasar. Si no desea hacer algo, sencillamente, no lo hará y no habrá fuerza capaz de forzarlo a que actúe contra su voluntad. No es demasiado dúctil y le cuesta adaptarse al deseo de su compañero cuando éste no coincide punto por punto con el suyo. Como es organizado y previsor, en su cama hay poco lu­gar para la espontaneidad, pero su falta de gusto por la impro­visación es compensada por una gran eficacia amatoria que hace que sus amantes rara vez se sientan defraudados, sobre todo, si existe una buena comunicación previa.

Para entregarse y derretir el hielo Capricornio necesita tiempo y dedicación, de este modo puede desinhibirse y dejar aflorar su pasión contenida. No le hace falta ropa interior es­pecial ni un entorno demasiado sofisticado, porque nada le excita más que la piel desnuda y el estrecho contacto de los cuerpos, pero su sentido práctico se verá satisfecho si las sába­nas están limpias.

Cómo se casa Capricornio

Para los capricornianos el matrimonio significa un momen­to fundamental debido al gran valor que se le da en nuestra cultura. Elegirán un festejo sobrio y muy elegante. Calcularán el número de participantes con cuidado para no derrochar dinero, ya que siempre preferirán la inversión en al­go tangible al gasto desmesurado en una celebración. De to­dos modos la reunión será impecable, nada faltará y se mos­trarán como atentos anfitriones. Si logran superar sus inhibi­ciones, tal vez, incluso, se diviertan. Quizá pospongan el viaje de bodas por motivos de trabajo o, simplemente, para ahorrar.

Cómo es infiel Capricornio

Los capricornianos son muy objetivos y no se dejan llevar por impulsos sin control. Siempre medirán las consecuencias de sus actos. Cuando se entregan en una relación buscan es­tabilidad y seguridad, pero también es cierto que necesitan de la pasión. Como lo planifican todo, pueden llegar a calcu­lar friamente cómo mantener a una esposa y una amante al mismo tiempo.

Por otra parte, la rutina suele alejar a sus parejas y cuan­do esto sucede, no logran aceptar que han sido traicionados. Su amor propio evita que demuestren la profundidad de la herida emocional, pero nunca lograrán reponerse de un de­sengaño y dirán adiós sin volver la vista atrás.

Cómo se divorcia Capricornio

A los capricornianos les cuesta mucho entregarse, por eso son básicamente personas de un solo amor. Cuando de­ban enfrentarse a un divorcio, se sentirán defraudados en sus sentimientos, encerrándose en sí mismos y acentuándo­se su melancolía y pesimismo. No perdonarán haber sido heridos y se volverán aún más fríos y duros, exigiendo una indemnización material. Son los que más tardan en tomar la decisión de separarse. Después, pasará bastante tiempo an­tes de que vuelvan a pensar en la posibilidad de formar una nueva pareja. En principio ocuparán su mente en el trabajo y el dinero.

Cómo evitar la separación:

Para conservarlo no hay que contra­riarlo en su forma de encarar la vida. Hay que enseñarle a amar pero sin presión.

Anuncios
Signos

Volver a la sección Signos