Significado de los sueños

Volver a la sección Significado de los sueños

Anuncios

Interpretar los sueños

Nuestros sueños, en general, son confu­sos, muchas veces aparentemente indescifrables. Es preciso descifrarlos, traducirlos. Esto no es tan fácil como puede pa­recer a simple vista. A lo largo de los siglos se han buscado muchas interpretaciones a los desbocamientos oníricos de nuestra mente. Los ocultistas y cabalistas han querido ver las relacio­nes del hombre con la divinidad y una vida su­perior; los chinos e indios relacionan los sueños con la salud y los distintos órganos del cuerpo humano; los psicoanalistas los relacionan con nuestro inconsciente, y a veces incluso con el inconsciente colectivo de toda la humanidad.

Pero lo importante es que ninguna ciencia ha conseguido dar todavía ninguna explicación com­pleta y satisfactoria de los sueños y su posible interpretación. Quizá sea aventurado decir que hay tantas escuelas como autores, pero sí se pue­de afirmar que éstas son múltiples. Se sabe que soñamos, que nuestros sueños significan algo, y todavía estamos intentando dilucidar el qué. Pero vamos progresando.

Lo que sí sabemos es cómo hay que soñar. Generalmente, olvidamos nuestros sueños al des­pertar, a menos que se trate de sueños muy in­tensos o perturbadores o despertemos en el mo­mento mismo de finalizar un sueño determinado (de hecho, las investigaciones han demostrado que despertamos después de cada sueño, aunque ese despertar sea sólo a nivel inconsciente, no fisiológico). Para recordar nuestros sueños debe­mos tener en cuenta una serie de consejos a los que atenernos.

Apenas despertar, debemos tratar de recordar con la máxima claridad lo que hemos soñado, intentando despejar la fantasía que acompaña el estado de duermevela, en el que los sueños aún están presentes en nuestra mente, para no ador­narlos con elementos extraoníricos o eliminar de­talles que pueden ser importantes.

Debemos ante todo situarnos a nosotros mis­mos dentro del sueño: ¿estábamos en él, o se refería enteramente a otras personas o acon­tecimientos?

Luego es preciso clasificar todos los elemen­tos del sueño, a ser posible en el mismo orden en que aparecieron, e intentar dilucidar el signi­ficado lógico de su desarrollo. En principio, nin­gún elemento es secundario, y cada cual tiene su significado. Por ejemplo, si en el sueño intervie­nen colores dominantes, hay que tener en cuen­ta que su significado teñirá todo el sueño: el blanco refleja alegría, mientras que el negro significa luto, el verde sinceridad y el amarillo materialismo o concupiscencia. Las formas domi­nantes: círculos, cuadrados, líneas rectas o cur­vas; las flores y plantas; los números; las piedras preciosas; incluso los instrumentos musicales. Cada elemento tiene su significado concreto en el contexto general del sueño, y ese significado puede hacer variar u ofrecer un matiz distinto a la interpretación general.

Anuncios
Significado de los sueños

Volver a la sección Significado de los sueños