Signos

Volver a la sección Signos

Anuncios

Hombres y mujeres de Cáncer

El hombre y la mujer de Cáncer

El hombre de Cáncer

El hombre de Cáncer se distingue por sus fluctuaciones y cambios repentinos de humor; puede ser alegre y divertido un día y caer al día siguiente en la más profunda depresión. Sabe que puede apadrinar a quienes quiere, pero que no es capaz de resguardarse bien a sí mismo y, entonces, suele huir, encerrándose en su caparazón. Cariñoso, protector y galante con las mujeres, le cuesta comprometerse y le resul­ta difícil expresar sus verdaderas emociones, ya que en el fondo teme ser abandonado en cuanto se le conozca en pro­fundidad. Necesita la seguridad material y, por eso, es muy responsable en temas económicos.

La mujer de Cáncer

Extremadamente variable, el temperamento de la mujer canceriana suele sorprender al sexo masculino, que muchas veces no sabe qué actitud tomar ante sus repentinos cam­bios de humor. Necesita, ante todo, seguridad, tanto econó­mica como sentimental. Es trabajadora y se desenvuelve perfectamente en el mundo de los negocios, pero también es una excelente ama de casa y una madre ejemplar. Su vulne­rabilidad es extrema, no soporta las críticas y mucho menos el rechazo. Es protectora y sensible pero también puede ser muy quisquillosa y llorona.

El niño y la niña de Cáncer

El niño de Cáncer

El niño canceriano es muy emocional y extremadamen­te sensible. Necesita constantes muestras de cariño y sim­patía. Dada su extremada sensibilidad resulta fácil de he­rir. Almacena en su prodigiosa memoria todos los hechos que suceden a su alrededor. Es propenso a los miedos in­fantiles en mayor medida que los niños de otros signos. Desarrolla lazos muy estrechos con sus padres y herma­nos.

La niña de Cáncer

Muy sensible al ambiente que la rodea, la niña de este sig­no necesita raudales de cariño y comprensión para procesar los vaivenes de su cambiante emotividad. Es muy suscepti­ble y busca la protección de los mayores, especialmente de su mamá. Es receptiva y sociable, pero también puede ser bastante caprichosa. Posee una fértil imaginación y una rica vida interior; le encantan los cuentos y leyendas.

Qué harán cuando sean grandes:

La escritura narrativa, la historia o el magisterio forman parte de sus inclinaciones naturales. Y en general, cualquier trabajo donde puedan expresar su capacidad protectora y maternal.

Anuncios
Signos

Volver a la sección Signos