Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Habilidades manipulativas del niño de los dos a los tres años

A los dos años, su hijo o hija podrá manipular objetos pequeños con facilidad. Podrá pasar las hojas de un libro, construir torres de seis bloques, quitarse los zapatos y abrir cremalleras grandes. También coordinará los movimientos de la muñeca, los dedos y la palma de la mano con tal destreza que podrá girar el pomo de una puerta, desenroscar la tapa de un frasco, beber en vaso con una sola mano y desenvolver un caramelo.

Uno de los mayores logros de su hijo durante este año será aprender a "dibujar". Dele un creyón y observe lo que ocurre: colocará el pulgar a un lado y los demás dedos al otro y después, un poco torpemente, intentará extender el dedo índice o medio hacia la punta del creyón. Por muy ineficaz que pueda parecer este agarre, le dará a su hijo el control suficiente para producir sus primeras creaciones artísticas, describiendo "majestuosas" rayas circulares y verticales.

Afortunadamente, cuando su hijo juegue a algo tranquilo, será capaz de concentrarse mucho más que a los dieciocho meses, cuando quería "estar en todas partes al mismo tiempo". Su margen de atención es más largo y, puesto que ya sabe pasar las hojas de un libro, se convertirá en un participante activo cuando miren revistas o libros juntos. También empezará a manifestar interés por actividades como dibujar, construir y manipular objetos. Por lo tanto, los bloques y los juegos que tengan piezas de conectar, le mantendrán ocupado durante largos períodos de tiempo. Y si lo deja con una caja de creyones o pintura de dedos, podrá dar rienda suelta a sus impulsos creativos.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños