Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Habilidades manipulativas del bebé de los ocho a los doce meses

Aprender a ponerse de pie, a gatear y a dar los primeros pasos, son los logros más espectaculares de este período, pero no ignore todas las cosas maravillosas que su hijo aprenderá a hacer con las manos. Al principio de este período su hijo todavía cogerá los objetos de una forma un tanto torpe, utilizando toda la mano, pero al final de este período aprenderá a coger las cosas con precisión utilizando el pulgar y el índice. Usted descubrirá a su hijo practicando el movimiento de pinza con cualquier objeto pequeño que caiga en sus manos, desde motas de polvo hasta trozos de cereal, e incluso es posible que intente chasquear los dedos si usted le enseña a hacerlo.

Cuando su hijo aprenda a abrir los dedos a voluntad, disfrutará enormemente tirando y lanzando cosas. Si usted le deja juguetes pequeños en la bandeja de la silla de comer o en el corral, los tirará al suelo y después gritará para que alguien se los alcance a fin de poder tirarlos otra vez. Si tira objetos duros puede causar, algún daño y en su casa aumentará considerablemente el nivel de ruido. Su vida será un poco más tranquila si dirige la atención de su hijo hacia objetos blandos, como pelotas de distintos tamaños, colores y texturas. (Incluya algunas que tengan cuentas o campanitas dentro y que suenen al rodar).

Una actividad que, aparte de ser divertida, permite observar las crecientes habilidades de un bebé de esta edad, es sentarse en el suelo y hacer rodar una pelota hacia donde él está. Al principio, la golpeará al azar, pero, al final, aprenderá a impulsarla para que ruede en la dirección en que se encuentra usted.

Al mejorar su coordinación, su hijo ahora podrá explorar los objetos que encuentre a su paso con gran detenimiento. Los recogerá, los agitará en el aire, golpeará unos contra otros, se los cambiará de mano. Le intrigarán especialmente los juguetes que tengan partes móviles, como ruedas que giran, palancas y bisagras que se abren y cierran. También le fascinará meter los dedos entre agujeros y, cuando sea aún más diestro, introducir o dejar caer objetos a través de huecos.

Los bloques son otro de los juguetes favoritos de los niños de esta edad. De hecho, no hay nada que incite más a gatear a un bebé que una torre de bloques esperando a ser derribada. Hacia el final de este período, es posible que su hijo hasta empiece a construir torres apilando varios bloques.

Hitos relacionados con la manipulación hacia el final de este período

  • Utiliza el agarre de pinza fina o de precisión.
  • Golpea un bloque contra otro.
  • Introduce objetos en recipientes.
  • Extrae objetos de recipientes.
  • Suelta objetos voluntariamente.
  • Hurga con el índice.
  • Hace garabatos.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños