Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Gases del bebe

Los bebés pequeños por lo natural se ponen inquietos y molestos si tragan aire al chupar. Aunque esto puede ocurrir tanto con los bebés amamantados como con los que se les da el biberón, es más frecuente en el segundo caso. Cuando esto le ocurra, es mejor que interrumpa la toma para que el niño pueda respirar tranquilamente. En caso contrario, tragaría todavía más aire, lo que aumentaría su sensación de malestar y podría llegar a regurgitar.

La mejor estrategia es sacarle los gases frecuentemente, incluso aunque no haya dado ninguna muestra de malestar. Por el mero hecho de hacer una pausa y cambiarle de posición, el niño empezará a tragar más despacio y, por lo tanto, disminuirá la cantidad de aire ingerido. Si le da el biberón, hágale eructar cada vez que ingiera entre 2 y 3 onzas de leche; si le da el pecho, hágalo cada vez que cambie de seno.

Cómo sacarle los gases a un bebé

Aquí tiene algunas técnicas de eficacia probada. Después de experimentar un poco con ellas, sabrá cuáles son las que funcionan mejor con su hijo.

  1. Coloque al bebé en posición vertical, de tal modo que la cabeza del niño repose sobre su hombro. Aguante la espalda y la cabeza de su hijo con una mano y déle unas palmaditas en la espalda con la otra. Si sigue sin eructar durante varios minutos, siga alimentándolo y no se preocupe: ningún bebé eructa en todas las tomas. Cuando haya acabado, repita el mismo procedimiento y téngalo durante diez o quince minutos en posición vertical para que no regurgite.
  2. Siente al niño en su regazo aguantándole el pecho y la cabeza con una mano y dándole palmaditas en la espalda con la otra.
  3. Coloque al niño estirado boca abajo sobre su regazo y déle palmaditas o hágale masajes en la espalda.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños