Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Enfermedad celíaca en niños

La enfermedad celíaca es un problema que provoca malabsorción, es decir, una falla de los intestinos en la absorción de los nutrientes. La causa es una reacción inmune al gluten (la proteína presente en el trigo, el centeno, la cebada y quizás la avena) que tiene lugar en el intestino. Esta reacción estimula al sistema inmune a atacar y lesionar las paredes internas del intestino, evitando, de este modo, que los nutrientes sean absorbidos por el organismo. El resultado es que, los alimentos que pasan por el intestino sólo son digeridos a medias. Los síntomas asociados son dolor abdominal en forma de retorcijones, heces malolientes, diarrea, pérdida de peso, irritabilidad y sensación continua de malestar generalizado.

Tratamiento

Cuando el médico haya descartado las demás causas de problemas digestivos, probablemente recomendará una biopsia de intestino, es decir, extraer una muestra de tejido intestinal para examinarlo en el laboratorio. Generalmente, esto se hace introduciendo un tubo pequeño por la boca hasta el intestino delgado, de donde se extrae el tejido.

Si se constata que las paredes interiores del intestino están lesionadas, se diseñará una dieta libre de gluten para su hijo. Esto significa que tendrá que dejar de comer trigo, centeno, cebada y, tal vez, avena. El pediatra le dará una lista completa de los alimentos que debe evitar, pero, además, usted deberá leer todas las etiquetas de los productos que le dé a su hijo, puesto que la harina de trigo es un ingrediente de muchos productos. Puesto que el arroz y sus derivados no contienen gluten, probablemente éste se convertirá en un elemento fundamental en la dieta de su hijo.

Cuando su hijo parezca haberse normalizado, le volverán a hacer una biopsia de intestino. Si las paredes parecen estar bien, se introducirá temporalmente una pequeña cantidad de gluten en su dieta y después es posible que le practiquen una tercera biopsia. Si reaparecen los síntomas de sensibilidad, se confirmará el diagnóstico de enfermedad celíaca.

Es posible que su hijo no tolere el azúcar de la leche durante varios meses después de la biopsia. En tal caso, aparte de los productos que contengan gluten, deberá eliminar temporalmente la leche y sus derivados de la dieta del niño. Durante este período, es posible que le recomienden leche tratada con enzimas, para que llegue al intestino predigerida. También es posible que el niño necesite tomar algún suplemento vitamínico y mineral.

Si su hijo tiene la enfermedad celíaca, tendrá que seguir una dieta libre de gluten durante el resto de su vida, evitando completamente el trigo, el centeno, la cebada y, tal vez, la avena.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños