Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Cuestiones que debe comentar con su pediatra antes del nacimiento del bebe

Cuando encuentre un pediatra con el que se sienta a gusto, deje que le ayude a planificar los cuidados básicos y la alimentación de su bebé. Hay ciertas decisiones y preparativos que deben hacerse antes del nacimiento de la criatura. Su pediatra puede aconsejarle al respecto.

¿Cuándo deberían salir del hospital?

El hecho de que para un niño sano y nacido a tiempo la hospitalización pueda ser corta (menos de cuarenta y ocho horas), no significa que esto sea lo mejor para cualquier madre ni para cualquier bebé. Cada madre y cada bebé deberían ser examinados individualmente para determinar en qué momento se les debe dar de alta. Esta decisión debe tomarla el pediatra del bebé y no la compañía de seguros.

¿Debo darle el pecho o el biberón?

Antes de que nazca su hijo, deberá decidir si va a darle el pecho o el biberón. Aunque la leche de fórmula no es idéntica a la leche materna, es prácticamente tan nutritiva y digerible. Ambos enfoques son seguros y buenos para la salud, y cada uno tiene sus ventajas. La Academia Americana de Pediatría recomienda la lactancia materna como la mejor forma de alimentar a un bebé.

Los beneficios más obvios de la lactancia materna son la comodidad y el costo. Pero existen beneficios médicos también. Si da el pecho a su hijo, le proporcionará los anticuerpos naturales que le ayudarán a resistir ciertos tipos de infecciones. Los bebés lactados tienen menos probabilidades de tener alergias que los que consumen productos elaborados con leche de vaca.

Las madres que lactan a sus hijos afirman que la lactancia reporta muchos beneficios emocionales. Cuando le baja la leche a la madre y la lactancia se normaliza, tanto ella como el lactante experimentan una profunda sensación de proximidad y bienestar, un vínculo que se mantendrá durante toda la infancia.

Si usted no puede darle el pecho a su hijo o prefiere no hacerlo, puede conseguir la misma sensación de proximidad dándole el biberón. Abrazándolo, arrullándolo, acariciándolo y mirándole a los ojos, conseguirá convertir el momento de alimentarlo en una experiencia intensa y placentera, independientemente de cuál sea la procedencia de la leche.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños