Recetas

Volver a la sección Recetas

Anuncios

Conejo a la pimienta

Trozar el conejo en 8 partes, quitarle la piel y reservar el hígado. Colocarlo en una asadera.

En un bol mezclar el vino con el vinagre y la pimienta, y verter sobre el conejo. Dejar en maceración durante 24 hs en la heladera.

Retirar las partes del conejo, escurrir, secar y condimentar con sal y pimienta. Rebozarlas en harina.

En una sartén colocar manteca y freír el conejo hasta que se dore. Pasarlo a una cacerola, agregar el jugo de la maceración, los champignones cortados, la cebolla picada y el hígado cortado en trozos y hervir hasta que se note que el conejo esté tierno.

Si la salsa hubiese quedado con poca consistencia, espesarla con la fécula diluida en muy poca agua al retirar el conejo.

Colocarlo en una fuente de mesa, cubrirlo con la salsa y servirlo cubriéndolo con los daditos de pan.

  • 1 conejo lavado y seco;
  • 1/2 l de vino tinto;
  • 100 cc de vinagre de vino;
  • 200 g de champignones;
  • 150 g de manteca;
  • 4 cdas de harina;
  • 1 taza de daditos de pan tostado;
  • 1 cebolla;
  • fécula de papa o de maíz;
  • 6 granos de pimienta;
  • sal y pimienta.

Anuncios
Recetas

Volver a la sección Recetas