Plantas y hongos

Volver a la sección Plantas y hongos

Anuncios

Cerezo silvestre (Prunus avium)

España: Cat.: cirerer, cerider, cirer. Gal.: cerdeira, maroviña. Vas.: gereizondo, kerexa. América: cerezo. Otros nombres comunes: cere­zo de monte, cerezo de aves, guindo zorrero, maroviña, guereciga.

Descripción: árbol caducifolio que puede alcanzar una altura supe­rior a los 15 m. El tronco presenta una corteza de color gris, lisa al principio, que con el tiempo va haciéndose cada vez más rugosa. Las ho­jas son enteras, pecioladas, con el limbo ovalado y de márgenes den­tados. Las flores son muy abiertas, están formadas por cinco pétalos blancos y presentan un rabillo relativamente largo. Aparecen en gru­pos de dos, tres o cuatro flores que nacen del mismo punto. Los frutos, las cerezas, maduran en los meses de verano; son carnosos, esféricos, de color granate azulado cuando están maduros, miden 2 o 3 cm de diámetro y presentan un hueso central muy duro.

Hábitat: crece en bosques de montaña, sobre suelos húmedos y um­bríos. También es cultivado en multitud de lugares.

Parte comestible: la carne de las cerezas es muy dulce y jugosa y acostumbra a comerse tal cual, como postre o merienda. Es un fruto de digestión fácil, ideal como alimento de entre horas para las perso­nas que están siguiendo una dieta para adelgazar. También convienen a las personas que padecen artritis. Otra manera de consumir los fru­tos es en mermeladas, preparadas en almíbar o maceradas en aguar­diente (en estos casos tienen un efecto ligeramente laxante).

Otros usos y curiosidades: los rabillos que aguantan los frutos se utilizan para hacer una infusión de propiedades diuréticas. Las cere­zas son el ingrediente principal del kirsch, un aguardiente utilizado también en repostería.

Anuncios
Plantas y hongos

Volver a la sección Plantas y hongos