Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Ayuda temporal para cuidar del bebé recién nacido

La mayoría de las madres necesitan ayuda cuando salen del hospital y llegan a casa con el nuevo bebé. Si el padre puede faltar al trabajo durante una semana o dos, el problema se suele solucionar. Pero, si esto es imposible y la economía familiar no permite contratar a alguien para que ayude a la madre, lo mejor suele ser acudir a un pariente cercano o un amigo. Es mejor dejar todo organizado antes del parto que esperar hasta el último momento para buscar este tipo de ayuda.

En algunas zonas, existen enfermeras visitantes o servicios a domicilio para colaborar en las tareas domésticas o en el cuidado del bebé. Aunque este tipo de servicios no soluciona los problemas que puedan surgir a la media-noche, le dan a la madre una hora o dos para ponerse al día en las tareas domésticas o simplemente para descansar un poco. Este tipo de servicios también debe programarse con antelación.

Sea selectivo a la hora de pedir ayuda. Elija a personas que realmente van a apoyarle. No olvide que la meta es reducir el nivel de estrés en lugar de aumentarlo.

Antes de empezar a hacer entrevistas o a pedir ayuda a amigos o familiares, decida exactamente qué tipo de ayuda le irá mejor. Hágase a sí misma las siguientes preguntas:

  • ¿Quiere a una persona que le ayude a cuidar del niño, a limpiar la casa, a cocinar o a hacer un poco de todo?
  • ¿Durante qué horas necesita ayuda?
  • ¿Necesita a alguien que sepa conducir (para recoger a otros niños en la escuela, ir de compras, hacer diligencias y cosas por el estilo)?

Cuando sepa lo que necesita, asegúrese de que la persona elegida entiende y está de acuerdo con lo que usted espera de ella.

La primera niñera de su hijo. En algún momento del primer o segundo mes probablemente tenga que dejar a su hijo con otra persona por primera vez. Cuanto más confíe en ella, más fáciles serán las cosas. Por lo tanto, lo mejor es que deje a su hijo con una persona de plena confianza con quien mantenga una relación muy estrecha: la abuela, un buen amigo o un pariente que esté familiarizado con el niño.

Después de sobrevivir a la primera separación, es posible que piense en la posibilidad de buscar un niñero o niñera regular. Empiece pidiendo referencias a sus amigos. Si no se les ocurre nadie, pregúntele al pediatra si conoce alguna agencia de cuidado infantil en su localidad o un servicio de referencias. Si tampoco así consigue un nombre, póngase en contacto con los servicios de empleo en las universidades para que le faciliten listas de alumnos que se ofrecen para cuidar niños. También puede encontrar nombres de posibles candidatos en las páginas amarillas, la sección de demandas de trabajo de los periódicos locales, tablones de anuncios de iglesias, y supermercados. Sin embargo, debe tener en cuenta que estos anuncios no han pasado por ningún tipo de control.

Entreviste personalmente a todos los candidatos, con su hijo delante. Debería buscar a alguien que sea afectuoso y capaz y que coincida con usted en cómo se debe cuidar a un niño. Si le gusta la persona después de hablar un rato con ella, deje que cargue al niño para que pueda ver cómo lo trata. Aunque la experiencia, las referencias y tener buena salud son aspectos importantes, la mejor forma de evaluar a una niñera es poniéndola a prueba un día que usted vaya a estar en casa. Así su hijo y esa persona tendrán la oportunidad de conocerse mutuamente antes de estar solos y usted podrá comprobar si puede quedarse tranquila dejando a su hijo en sus manos.

Siempre que deje a su hijo con alguien, déle una lista con todos los teléfonos útiles en caso de emergencia, incluyendo aquellos en los que podría localizarle a usted o a algún otro familiar cercano si surgen problemas. Indíquele con toda claridad cómo debe actuar en caso de emergencia. Asegúrese de que la niñera sabe qué se tiene que hacer con un niño que se ha atragantado o no puede respirar por algún otro motivo. Pídale también que anote cualquier duda que se le ocurra sobre el cuidado del bebé durante el día. Informe a sus amigos y vecinos que va a dejar a su hijo con una niñera para que puedan echarle una mano en caso de emergencia y pídales que le comenten cualquier sospecha que pudieran tener sobre lo que ocurre en su casa durante su ausencia.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños