Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Audición del bebé en el primer mes

Durante el primer mes, su hijo prestará mucha atención a las voces humanas, sobre todo a las que sean muy agudas y utilicen el tono que se suele emplear con los bebés. Cuando usted le hable, su hijo girará la cabeza hacia usted y escuchará atentamente el sonido de las distintas sílabas y palabras. Si lo observa atentamente, es posible que pueda verle describir sutiles movimientos de brazos y piernas sincronizados con su voz.

A esta edad, su hijo será muy sensible a los niveles de ruido. Si usted hace un chasquido fuerte junto a su oreja o lo lleva a una habitación ruidosa y llena de gente, es posible que se "encierre en sí mismo" sin reaccionar para nada, como si no oyera ningún ruido. O bien puede sobresaltarse y empezar a llorar y girar todo su cuerpo en la dirección contraria al ruido. (Los bebés demasiado sensibles también lloran cuando se les expone a luces muy brillantes). Si sustituye el ruido por el sonido de un sonajero o una música suave, el bebé volverá a estar alerta y orientará la cabeza y los ojos hacia la fuente de ese interesante sonido.

Su hijo no sólo es capaz de oír bien sino que, incluso a esta edad, es capaz de recordar algunos de los sonidos que ha oído. Algunas madres que leyeron repetidamente el mismo cuento en voz alta al final del embarazo, han notado que sus hijos parecen reconocerlo cuando lo vuelven a oír después del parto; se tranquilizan y están más atentos. Intente leer su cuento infantil preferido en voz alta varios días seguidos delante de su hijo cuando esté alerta y atento. Espere un día o dos y vuélvaselo a leer. ¿Parece reconocerlo?

Hitos relacionados con la audición hacia el final de este período

  • La audición ha madurado por completo.
  • Reconoce algunos sonidos.
  • Puede orientarse hacia sonidos y voces familiares.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños