Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

Adherencias labiales en las niñas

Normalmente, los pliegues de la piel (labios) que rodean la entrada de la vagina están separados. En casos bastante raros crecen pegados, de tal modo que obstruyen total o parcialmente la abertura vaginal. Esta anomalía, que recibe el nombre de adherencias labiales, suele ocurrir durante los primeros meses de vida o, menos frecuentemente, más adelante, si este área se inflama e irrita constantemente. En estos casos, la causa más frecuente suele ser la dermatitis del pañal, el contacto con detergentes duros o el uso de pantaloncitos de fibras sintéticas. Generalmente las adherencias labiales no causan ningún síntoma, pero pueden crear dificultades a la hora de orinar y aumentar la susceptibilidad a contraer infecciones urinarias. Si el orificio vaginal está completamente cerrado, lo más probable es que se acumule orina y secreciones vaginales detrás de la obstrucción.

Tratamiento

Si le parece que la entrada de la vagina de su hija está total o parcialmente cerrada, informe al pediatra. Él la examinará y le indicará si es preciso aplicar algún tratamiento.

Al principio, el médico intentará separar suavemente los labios. Si el tejido que los une es muy fino, la entrada de la vagina se abrirá simplemente ejerciendo una leve presión.

Si el tejido que conecta los labios es demasiado grueso, probablemente el médico le recetará una pomada que contiene la hormona femenina, estrógeno, para que se la ponga a su hija sobre los labios mientras va estirando suavemente de ellos para separarlos. Una vez separados, deberá seguir aplicando la pomada durante un período breve de tiempo (de tres a cinco días) hasta que la piel de ambos lados haya curado por completo.

En algunas ocasiones, los labios se vuelven a unir en cuanto se deja de aplicar la pomada. De todos modos, las adherencias labiales desaparecen definitivamente en la pubertad. En casos muy raros, las adherencias (el tejido que crece entre los labios y que los mantiene pegados) son tan gruesas que bloquean completamente la salida de la orina. En estos casos raros, es preciso separarlos quirúrgicamente. Esto es algo que sólo puede hacer un médico.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños