Significado de los sueños

Volver a la sección Significado de los sueños

Anuncios

¿Qué dicen los sueños?

Hay que tener en cuenta desde un principio que el lenguaje de los sueños es siempre simbó­lico: no utiliza el mismo idioma que nuestros pensamientos conscientes. En consecuencia, la mayor parte de las veces hay que descifrarlos, traducirlos. Esto es una tarea que no siempre resulta fácil.

Desde la más remota antigüedad el hombre comprendió que había mensajes en los sueños, y al principio se supuso que eran mensajes de los dioses. Entre los primeros escritos que han lle­gado hasta nosotros encontramos ya interpreta­ciones de sueños; las tablillas babilónicas se ha­llan llenas de ellos, y nos indican que existía incluso una casta sacerdotal dedicada exclusiva­mente a ellos, los barú; la Biblia está plagada de referencias a sueños, sus significados e interpre­taciones, y no hace falta mencionar el sueño de José de. las siete vacas gordas y las siete vacas flacas para poner un ejemplo; en Grecia, los sueños eran fundamentales en el establecimiento de los oráculos, y se practicaba lo que se llama­ba la incubación: la gente iba a dormir a lugares sagrados para que así sus sueños fueran más esclarecedores.

La Edad Media, como siempre, trajo consigo una profunda represión de todo lo que no fuera «ortodoxo» según la santa iglesia Católica, Apos­tólica y Romana. Pasado este período oscuro, hubo un nuevo y esplendoroso florecimiento en el estudio de los sueños. La era romántica trajo consigo incluso la creencia de que los sueños no sólo podían provocarse, sino también dirigirse, cosa que no tardó en quedar desmentida.

Pero fue el psicoanálisis el que situó los sue­ños en su justo lugar. Freud, Jung, Éliade, Bachelard, Évola, crearon los arquetipos sobre los que se asentaría más tarde todo el estudio de los sueños. Freud, principalmente, fue el primero en ofrecer una interpretación psicoanalítica de los sueños. Su libro Die Traumdeutung (no más de cien páginas, y cuyos 600 ejemplares tardaron más de ocho años en venderse, pese a que hoy es considerado como una obra capital sobre el tema) hacía una auténtica interpretación de los sueños a través del inconsciente. Para él, por ejemplo, soñar que uno vuela tiene un significa­do exclusivamente sexual, mientras que soñar con el diablo revela sufrimiento, culpabilidad y condenación; soñar que se está desnudo es un sueño exhibicionista arraigado en la primera in­fancia, mientras que soñar con la muerte de per­sonas queridas se remonta a los complejos edípicos infantiles. Posteriormente, otros autores han ampliado y enmendado los trabajos de Freud, pero su visión de los sueños sigue siendo una piedra angular de la interpretación onírica, una ciencia que ha recibido el nombre de oniroman­cia, y que hoy en día es estudiada como una disciplina científica más, tan importante como cualquier otra ciencia que se ocupa del hombre.

Anuncios
Significado de los sueños

Volver a la sección Significado de los sueños