Significado de los sueños

Volver a la sección Significado de los sueños

Anuncios

¿De donde vienen los sueños?

Evidentemente, los sueños en sí no son mani­festaciones espontáneas, sino que son manifesta­ciones con un origen concreto. Muchas veces, este origen es externo. Por ejemplo, si nos dor­mimos con un cigarrillo encendido en la mano y este cigarrillo llega a quemarnos los dedos, po­demos soñar con fuego, incendios, etc.; si el cue­llo del pijama nos aprieta demasiado, soñaremos con ahorcamientos; si tenemos un calor excesi­vo, en desiertos, sequía, etc.; si tenemos frío, en invierno o nieve. Otra veces, el origen es inter­no; si nos vamos a dormir con hambre, podemos soñar con comidas y banquetes; si tenemos sed, soñaremos con agua. Pero también hay otros orígenes más profundos; las enfermedades, afec­ciones y estados morbosos provocan sueños ca­racterísticos, muy breves y casi siempre seguidos de un repentino despertar; las neurosis van acompañadas de sueños extravagantes y muchas veces indescifrables; la fiebre provoca sueños de sed eternamente insatisfecha; las dolencias cardíacas y pulmonares desencadenan sueños penosos, casi pesadillas; las preocupaciones, finalmente, originan sueños en los que participan muchas veces de forma directa las personas o sucesos que lle­naban nuestra mente en el momento en que nos dormimos.

Pero los que más nos importan aquí son los sueños que no tienen ningún origen concreto. Se los conoce como sueños psíquicos o de la fanta­sía, y a veces también como visiones. Son los sueños directos del inconsciente, la forma en que éste se revela a nosotros y se deja sentir en el momento mismo en que se halla libre y no so­juzgado por nuestro consciente en los momentos en que estamos despiertos.

Anuncios
Significado de los sueños

Volver a la sección Significado de los sueños