Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños

Anuncios

¿Cómo saber si el bebe está tomando suficiente leche?

Los pañales de su hijo le dirán si su hijo está alimentándose adecuadamente. Durante el primer mes, si su alimentación es adecuada, debería mojar los pañales entre seis y ocho veces al día y tener, por lo menos, dos deposiciones diarias (generalmente una deposición pequeña después de cada toma). Más adelante, se reducirá la frecuencia de las deposiciones y hasta es posible que su hijo se pase uno o varios días sin tener una deposición. Si su hijo se ve sano, no hay por que preocuparse. También es posible que oiga cómo su hijo traga leche, generalmente después de hacer varias succiones seguidas. Dormir durante un par de horas inmediatamente después de una toma también es un buen indicador de que ha comido lo suficiente. Por otro lado, un niño que no ha comido suficiente durante varios días puede estar muy adormilado y dar la impresión de que "se porta muy bien". Durante las primeras semanas, si un bebé duerme mucho tiempo seguido (cuatro horas seguidas o más) debe ser visto por el pediatra.

Otra forma de saber si su hijo está comiendo lo suficiente es pesarlo una vez a la semana o cada quince días. Durante la primera semana, un bebé puede perder entre el 7 y el 10 por ciento de su peso al nacer (es decir, entre 6 y 12 onzas, sobre las siete libras y media que pesa un bebé a término promedio), pero, a partir de este momento, debe ir ganado peso de una forma bastante regular. Al final de la segunda semana, debería haber recuperado el peso perdido durante la primera. Si usted ya ha dado el pecho previamente, probablemente la pauta de alimentación del nuevo bebé se establecerá más rápidamente, y su nuevo su hijo perderá muy poco peso y recuperará su peso inicial en sólo uno o dos días. Con cada hijo sucesivo, la leche le bajará antes y usted producirá más leche más deprisa.

En cuanto su suministro de leche esté establecido, su hijo debe ganar cerca de 2/3 de onza al día durante los tres primeros meses. Entre los tres y los seis meses de edad, este incremento de peso se atenuará ligeramente, situándose entorno a la media onza diarias y, a partir de los seis meses, bajará todavía más. Si su hijo no aumenta de peso como debería, coménteselo al pediatra. Base sus medidas en la balanza del consultorio de su pediatra para mas confiabilidad.

Anuncios
Bebe y niños

Volver a la sección Bebe y niños